q
Si tienes cualquier problema legal no dudes en ponerte en contacto conmigo. ¡La primera consulta es gratuita!
CONTACTA CONMIGO

    Casos en los que el amor ha necesitado un buen abogado
    16715
    post-template-default,single,single-post,postid-16715,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_menu_slide_with_content,width_470,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive
     

    Casos en los que el amor ha necesitado un buen abogado

    Todos buscamos amor porque nos aporta alegría, bienestar y satisfacción. Aunque a veces este nos puede jugar malas pasadas, sobre todo, si está de por medio el matrimonio. Mientras que para unos es maravilloso, otros acaban teniendo que acudir a un buen abogado. 


    Las personas necesitamos amor: nos aporta felicidad, alegría, bienestar… Aunque a veces ese bienestar se nos puede torcer y puede crear situaciones bastante catastróficas que acaban en manos de los tribunales. Aquí te explicamos varias situaciones en las que el amor ha necesitado un buen abogado.

    El que dice sí quiero pero en realidad no quiere

    El artículo 45 del Código Civil concibe al matrimonio como un acto voluntario y libre, no viciado. Aunque cuando el sí quiero no es sincero, ¿puede provocar la nulidad de la boda? En algunos casos sí.

    La Audiencia Provincial de Granada lo hizo en su sentencia 43/2005 del 25 de enero, en la que declaró la nulidad de un matrimonio porque la novia había prestado su consentimiento no viciado creyendo que su pareja quería casarse. Aunque el novio reconoció después que no quería casarse, en esos momentos previos a la boda, la novia desconocía el hecho de que su pareja solo había contraído matrimonio por no hacerle daño.

    La novia, engañada, exigió una indemnización por los daños materiales y morales causados, y el novio fue condenado al pago de todos los gastos de la boda y la mitad de la luna de miel, así como un pago añadido de 6.000€ por valor del daño psíquico sufrido por la novia.

    Al que dejan plantado

    Hay que tener muy claro si te quieres casar o no. No solo por las consecuencias que tiene el matrimonio, sino por todos los gastos de la celebración. En nuestro Código Civil no existe obligación de casarse, aunque sí puedes reclamar gastos si tu matrimonio ha sido pagado, pero nunca se llegó a celebrar.

    Así lo hizo una expareja en octubre de 2014, en el que la Audiencia Provincial de Málaga, en la sentencia 497/2014 del 31 de octubre, condenó al novio a pagar 6.264,61€ por los gastos que generaron la previsión de la boda. Para medir esos gastos, el denunciante debió reunir un presupuesto en el que se viera de una forma muy clara los gastos reales y efectivos de la ceremonia.

    Los “por si acasos”

    Con los por si acasos nos referimos a los acuerdos prematrimoniales, es decir, a todos los pactos a los que llega la pareja que, en caso de ruptura, dejan atadas cuestiones relativas económicas o personales de los miembros. Es una acción común  a la que recurren muchos matrimonios de Hollywood, aunque, ¿son admitidos en España? Veámoslo ahora.

    Hubo un caso que llegó al Tribunal Supremo en el que, una pareja de divorciados firmó antes de contraer matrimonio un pacto en que el, en caso de ruptura, el esposo debía abonar un renta vitalicia a su mujer. Y el 24 de junio de 2015 el Tribunal confirmó la validez de la sentencia. Dicha sentencia  se basó teniendo en cuenta la protección de la igualdad de los cónyuges y el interés de los menores.

    Los que tienen mala suerte hasta en el catering

    El catering de una boda es un acto personal, familiar e importantísimo en la ceremonia. Debes elegir el menú perfecto que no solo se adapte a tus gustos, sino también al de tus invitados. Aunque es de esperar que no todos estén conformes, lo que no piensas es que a todos les va a sentar mal. Y es que la Audiencia Provincial de Cantabria, se topó con un caso bastante peculiar en octubre de 2006: confirmó una condena de más de 6.000€ a una empresa de hostelería por haber servido un menú que acabó con 29 invitados intoxicados. Entre ellos, la novia. La sentencia también señaló que la pareja sufrió un “estado de preocupación y angustia” que convirtió uno de los acontecimientos más importantes de su vida en un día catastrófico.

    Si has pasado por alguno de estos casos o algo parecido, siempre es bueno contactar con un buen abogado que te ayude en estos trámites tan farragosos. Por ello, te ofrezco una primera consulta gratuita y un apoyo incondicional en todo momento para que en ningún momento estés solo. Ponte en contacto y te ayudaré en todo lo que sea posible.

    1Comment
    • abogado alicante
      Posted at 07:05h, 16 mayo

      Acostumbro cada noche buscar articulos para pasar un buen rato leyendo y de esta forma he encontrado vuestra web. La verdad me ha gustado la web y pienso volver para seguir pasando buenos ratos.
      Saludos

    Abrir chat